Log in

¿Qué hacer si descubres corrupción dentro de tu empresa?

En caso de corrupción, lo mejor es reemplazar al personal, incluso si se trata de los consejeros o presidente de una firma, dice Cossin.

En caso de fallas de integridad empresarial se deben tomar medidas tan drásticas como despedir a todo un consejo de administración, aunque depende del caso, dice el profesor de la escuela de negocios suiza IMD, Didier Cossin.

"Hay veces que no hay otra opción más que limpiar la casa y empezar con caras nuevas. Incluso si se trata de los consejeros o el presidente de la firma", agrega.

Cosier dirige también el Global Board Center, un organismo de investigación para evaluar y capacitar empresas en mejores prácticas de gobierno corporativo.

La integridad es clave para la competitividad de las empresas, explica. “Para mí, [ser íntegro] implica hablar con claridad y honestidad, y ser responsable con la sociedad".

Contrario a la idea de que la integridad es un rasgo con el que se nace, Cossin asegura que "es algo que se desarrolla junto con el sentido de responsabilidad hacia otras personas". Para fomentarla debe volverse un tema crucial entre los directivos de la compañía. "Es necesario que no sólo piensen en lo que les conviene a ellos, sino en lo que la sociedad espera de ellos”, menciona.

¿Considera que existe más falta de integridad en algunos países que en otros?

La corrupción no es un problema exclusivo de un país. He visto casos de corrupción incluso en Singapur, que tiene una cultura de valores muy arraigados.

Enfrentar la corrupción en ese país fue difícil porque la integridad requiere un cuestionamiento continuo a uno mismo y a los demás. Allá la gente está acostumbrada a no objetar lo que dice la autoridad.

En otros países, son los líderes quienes piensan que la corrupción es parte de su cultura y por eso es aceptable, sobre todo si eso les permite cumplir sus objetivos. Yo no estoy de acuerdo.

¿Cómo se debe actuar ante la falta de integridad?

Hay que recordar que una organización que no encuentra ninguna falla de integridad no está buscando suficientemente bien.

El tratamiento depende del caso, como dicen los médicos. Si tienes un caso claro de corrupción, debes sancionarlo. Los problemas más complicados son cuando no está clara la situación, quizá cuando la persona que acusa esté interesada. En este tipo de situación, es clave tener un proceso que seguir.

Hay que definir el código de ética y los comportamientos que salen del marco. En mi experiencia, la mayoría de las personas quieren hacer las cosas correctamente. Hasta las personas que han fallado en su integridad tienen este deseo. Se puede fomentar y enseñarles otra manera de comportarse.

¿Qué recomienda cuando la corrupción involucra a varias personas?

La corrupción distorsiona a toda la corporación. Distorsiona hasta la vista de las personas que trabajan en las áreas de cumplimiento de códigos de ética.

Yo lo experimenté cuando EcoBank me pidió hacer una evaluación de su estructura de gobierno corporativo. Los casos de corrupción dentro del consejo del banco fueron muy bien documentados por los medios de comunicación. No hubo reacción pública por parte de la empresa, y el presidente ejecutivo del consejo no quiso dejar el cargo y aceptar sus responsabilidades.

Sin embargo, hay veces que no hay otra opción más que limpiar la casa y empezar con caras nuevas. Incluso si se trata de los consejeros o el presidente de la firma.

Muchas veces las empresas no reemplazan a sus directivos, con el pretexto de no poder encontrar a otras personas de calidad. Esto es un error. No hay pretexto para decir que es imposible.

¿Cómo enfrentar la crisis que acompaña al descubrimiento de un acto de corrupción?

Primero, es necesario tener una estrategia, porque es como empezar una guerra. Debes identificar a los enemigos y a las personas que puedes neutralizar y persuadir. También debes detectar quiénes podrían ser tus defensores para amplificar sus voces.

Segundo, tienes que seguir concentrándote en mantener tu negocio. La sobrevivencia de un negocio depende no nada más de la integridad, sino también de la capacidad para seguir operando en medio de la crisis.

¿Cómo se puede cambiar una cultura corporativa y recuperarse al mismo tiempo de una crisis de integridad?

Ser reiterativo, dar mensajes claros y sencillos, e implementar sanciones bien definidas. Debe haber un cambio de discurso: es importante dejar claro que no se trata de cumplir un código de ética, sino de hacer las cosas bien. Las expectativas altas promueven mejores comportamientos.

Los negocios del mundo occidental tienen mucho que aprender de los negocios de Asia en cuanto a cómo inculcar la integridad dentro de una organización.

El Partido Comunista de China, por ejemplo, es muy claro en que la ética es un requisito para avanzar. Ser una persona íntegra es uno de los criterios para seleccionar a sus dirigentes.

Fuente:CNNExpansión

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net