Log in

Facebook celebra sus 10 años con más de 1 billón de usuarios

Facebook se hizo grande como negocio a partir de de ampliar su base social, aunque parece estar cerca de su techo de usuarios. Foto:computerhoy.com

Quienes hoy viven conectados a Facebook no conciben la vida sin esta iluminada creación que nació de la idea del cerebro del señor Zuckerberg y sus amigos, 10 años atrás. Ese dicho que llegó en canción por allá en 1989 de que los amigos de mis amigas son mis amigos, terminó siendo más real de lo que imaginábamos y tan enigmático como misterioso.

¿Cuáles son los efectos sobre la humanidad y las relaciones que está dejando este invento?

Para la especialista argentina Lorena Amarante Co-fundadora y CEO de OM Latam, la llegada de redes sociales como Facebook hicieron visibles las conexiones entre los seres humanos, “De alguna manera nuestros grafos sociales están expuestos y nos hacen tomar conciencia de los vínculos”, afirma.

Para la profesora de formaciones sociales en la facultad de Humanidades de la Universidad Eafit, María Rocío Arango, Facebook logró, sin proponérselo inicialmente, transformar el modo de socialización de la sociedad contemporánea, “Hace 10 o 15 años era impensable que se pudiera mantener un contacto permanente con una serie de amigos y conocidos, sin importar qué tan lejos o cerca vivieran. Ni siquiera era posible mantener contacto permanente con los miembros de la familia nuclear con quienes a menudo se compartía el lugar de vivienda”, comenta.

Comenzó entonces el afán de clasificar los amigos, reunirlos en una página web, ver sus fotos, saber de su vida, encontrar esos conocidos de infancia con los que por algún cambio de colegio, ciudad o hasta país se había perdido el rastro y hasta tener noticia de familiares, porque de todo se encontraba en los primeros años de la experiencia en Facebook.

El furor de la novedad impidió predecir las transformaciones sociales. Hoy, es apenas posible hacer un esbozo.

1. La manera de interactuar con los demás

Para muchas personas podrá ser más fácil, hoy en día, enviar una solicitud de amistad con la probabilidad de que sea rechazada o aceptada, que acercarse a esa persona y simplemente entablar una relación de amistad; cerrar una ventana de un chat sin explicar que ya no se quiere hablar se supone mucho más fácil que decirlo de frente. Así de particular y fuerte es el cambio.

Un aspecto que Facebook transformó tiene que ver con la valoración de los tipos de interacción comunicativa que sientan las bases de la sociabilidad. El contacto cara a cara, característico de la sociedad pre-Facebook fue reemplazado por una interacción mediada que lo hace todo más fácil o por lo menos, menos engorroso o fatigoso”, afirma la profesora Arango.

En esa nueva dinámica de interacción se profundizan relaciones como por ejemplo las académicas que pueden aprovecharse en el escenario de Facebook. Para el sociólogo César Tapias, profesor de la Universidad Luis Amigó, “El sujeto que está en la red tiene cierto margen de libertad y de conciencia para utilizar la herramienta con otros fines, por ejemplo para la pedagogía: compartir bibliografía, se genera una horizontalidad entre la relación estudiante-docente, se puede potenciar la participación y promover hábitos de lectura”.

2. Falsa sensación de cercanía

Facebook permitió entender que está más cerca de nosotros quien está más lejos y viceversa. Tener clasificados a nuestros amigos y conocidos no necesariamente nos acerca a los demás. Una cosa es multiplicar interacciones y otra muy diferente es que las amistades en una red social como Facebook sean fuertes y duraderas.

“Siguiendo al teórico cultural francés Paul Virilio me atrevería a afirmar que hoy tiene más valía y está más cerca quien está más lejos, o por lo menos, no percibimos mayores diferencias”, afirma la profesora Arango.

3. Cambió la sociabilidad

Ver a los contactos, en las redes sociales como Facebook, en momentos como las vacaciones, el matrimonio u otra actividad personal supone información de cómo y en qué va la vida de los amigos. “Muchas de nuestras conversaciones suponen eventos que ya han sido publicados en la red social. En parte, conversamos menos cara a cara porque interactuamos más por Facebook”, comenta la profesora Arango.

La forma de comunicación de las generaciones anteriores era por un teléfono fijo, si retrocedemos el tiempo eran las cartas las protagonistas y si lo devolvemos aún más se privilegiaba el contacto frente a frente con otra persona.

“La pregunta que nos hacemos ahora es si queremos que mayoritariamente la interacción mediada y sus tres pérdidas, denunciadas por Virilio, la del cuerpo propio en beneficio de la imagen, la del mundo propio y la del lenguaje que se apocopa cada vez, sean los pilares de una sociedad que sabemos es producto de nuestras formas de interacción con el mundo y con los otros”, concluye

Para Lorena Amarante la llegada de Facebook no hace ni más ni menos sociales a los usuarios “es una herramienta poderosa que simplifica ciertas interacciones, nos acerca vínculos pero el ser sociable está en cada persona y sus características personales”

Para el sociólogo Tapias el cambio se da en varios términos: “Lo más evidente es el contacto, el reagrupamiento y el reencuentro pero además se puede ver como una nueva forma de colonización y de control del capital”.

4. Se modifica el concepto de privacidad

El sociólogo Polaco Zigmunth Bauman califica a la sociedad contemporánea como sociedad confesional. La confesión ya no se ve como un control social y se muestra de otra manera. “En la actualidad hay una pasión no solo por saber lo que le pasa a los demás sino por contar, publicar y confesar cualquier detalle de la vida privada e íntima. Las redes sociales y Facebook, como la más emblemática, ha hecho suya la consigna según la cual lo que no se publica o no se cuenta, no existe”.

En ese afán de contarlo todo, los usuarios pierden la noción de lo inmenso que es Internet, el poco conocimiento de las herramientas de privacidad y el minúsculo control que se tiene de nuestras publicaciones.

El mismo Mark Zuckerbeg manifestó en una entrevista al comienzo de Facebook que la privacidad ni existe ni existirá en los términos que la conocíamos antes.

En 2013 Facebook ingresó u$s7.872 millones de los que 1.500 millones fueron puro beneficio.

Para el economista Juan Luis Ángel, profesor de la Institución Universitaria Luis Amigó, Facebook es más parecido a una tarjeta de puntos, “La gente se tiene que convencer de que nada es gratuito, mientras más gratuito le den algo es porque se está pagando con otras cosas que en su debido momento no se están valorando, como la privacidad”.

5. La realidad no siempre es compartida

Creer que en las redes sociales se dirá toda la verdad, nada más que la verdad y únicamente la verdad es una utopía. Al comienzo Facebook generó una apertura de la imagen pública de los usuarios, pero de la imagen que el ser humano busca que sea compartida a la realidad puede haber kilómetros de diferencia. En muchos casos la mentira o la apariencia van por encima.

Para el sociólogo Tapias “mucha gente habla más en Facebook que en la realidad, es un universo de interacción paralelo en donde construimos con nuestra interacción un escenario diferente”.

6. Las protestas sociales

Estas formas de interacción se han transformado enormemente de cuenta de redes como Facebook.

Muchos grupos se han vuelto más visibles que antes, logran mostrar sus ideales, tener voz y generar adeptos. Un caso claro fue la movilización contra las Farc en Colombia que nació de una convocatoria en la red social. Se ha convertido en el escenario para denunciar y para convocar, aunque muchas de las iniciativas se queden solo allí.

7. Las relaciones mediadas por los datos sin muchos argumentos

Lo que se comparte en Facebook finalmente se convierte en un dato y en muchas ocasiones la gente escribe por escribir sin tener argumentos de lo que defiende, lo que rechaza o lo que sigue.

8. El modo de interactuar con las figuras públicas y los medios de comunicación

Con Facebook, hay más posibilidad de interactuar no solo con una figura pública, bien sea actor, cantante, presentador y hasta político, sino también con los medios de comunicación a quienes se les habla de frente, se critica y se les cuestiona. Mucha de la interacción está mediada por un Me gusta.

Además, el ciudadano ahora cuenta con la posibilidad de ser fuente de información.

Facebook nos conecta con el mundo, pero las personas cada vez están más preocupadas por lo local. También cabe resaltar un fenómeno de migración, pues los usuarios se pasan a whatsApp, donde cuentan con contactos más cercanos, mientras en Facebook se tiene una red de contactos más lejanos.

 

Fuente:larepublica

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net