Log in

Italia se complica: duro recorte

  • Published in Internacional

Duro recorte en Italia

Italia vive el verano políticamente más caliente en muchos años por las encendidas discusiones del anuncio de las medidas de severa austeridad que anunció el gobierno tras una “supermaniobra”, incluidas en un decreto que se aprobará en los próximos días.

La oposición –pero también altos personajes del oficialismo– acusaron ayer al ministro de Economía Giulio Tremonti –quien presentó las iniciativas de sangre, sudor y lágrimas para salvar a Italia– de ser poco claro y preciso al hablar ante dos comisiones parlamentarias

Con el alivio de una jornada en la que la Bolsa subió el 4,1%tras más de diez jornadas de desplome e incertidumbre, Tremonti dijo que en la supermaniobra destinada a cosechar entre más de 20 mil millones de euros en 2012 para lograr la liquidación del déficit fiscal dos años después, se iban a aprobar impuestos a las rentas financieras, que pasarían del 12 al 20%, una medida a la que es hostil el primer ministro.

En este momento el gobierno está trabajando para preparar el contenido de un decreto que será aprobado por el consejo de ministros luego de Ferragosto –la fiesta del 15 de agosto, que marca el epicentro de las vacaciones de verano en Italia– siguiendo las indicaciones formuladas por el Banco Central Europeo (BCE).

El ministro subrayó que la reforma del mercado del trabajo -con mayores facilidades para los despidos, así como una hipótesis de recorte de los sueldos del los empleados públicos- forman parte de las sugerencias del BCE.
Poner el presupuesto nacional en equilibrio es la condición esencial para reducir la deuda pública italiana que llega al 120% del PBI y está alcanzando los dos billones de euros.

También se rumorea que se impondría una “contribución” especial a los contribuyentes de mayores ingresos. Algunos afirman que a partir de 60 mil euros anuales; otros elevan la cifra a 90 mil.

Silvio Berlusconi ha basado su carismático consenso en el área de centroderecha en la promesa continuamente reiterada de “no meter la mano en el bolsillo de los italianos”. En realidad lo ha hecho, pero siempre asegurando que su gobierno conservador no sube impuestos. Ha prometido incluso “primero renunciar” antes de tragarse un impuesto a los patrimonios.
Esta oposición de Berlusconi desató polémica estilo escenas de luchas de clases entre gobernantes, políticos, empresarios y líderes obreros. “Quien tiene más debe contribuir más”, afirmó ayer el líder del Partido Democrático, principal fuerza opositora.

En la prensa circularon noticias de medidas para reducir los gastos en el área de las jubilaciones. Ayer, el ministro Tremonti reconoció que en una ya legendaria carta del Banco Central Europeo de la semana pasada –que con el apoyo de los líderes de Francia y Alemania ha de hecho decretado una tutoría sobre Italia –, se incluye el tema de recortar las pensiones y elevar la edad de jubilación de las mujeres a 65 años, entre otras medidas rígidas.

Las reacciones han sido muy fuertes y anuncian una vasta bronca social a partir de septiembre.

Los sindicatos prometen movilizaciones y una huelga general. El ministro Umberto Bossi, líder de la Liga Norte, único socio importante que le queda a Berlusconi, dijo en nombre de “la Padania”, la inexistente comunidad de regiones septentrionales que los liguistas esgrimen como un garrote separatista, que “las pensiones no se tocan”. Bossi también rechazó el impuesto al patrimonio.

En Italia no se puede despedir sin causa a un trabajador gracias al Estatuto “dei lavoratori”, de los años ’70. Pero el ministro Tremonti anunció que esa legendaria protección social está por sucumbir en el decreto de la “supermaniobra”, que establecerá “el derecho a despedir”. Es fácil estimar que habrá una fuerte reacción en la calle a esta medida.

El presidente de la Cámara de Diputados, Gianfranco Fini, dijo que estaba “estupefacto” por la poca claridad de los anuncios de Tremonti. El presidente de la República, Giorgio Napolitano, adelantó ayer el fin de sus vacaciones y volvió a Roma para reunirse con Berlusconi y a la oposición en un clima de dramática confusión.

Fuente: Clarín

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net