Log in

Siete perfiles de empleados tóxicos

  • Published in Top Management
Se trata de empleados que son nocivos para otro trabajadores y para los objetivos de la compañía. Foto:altag

En las empresas hay muchos tipos de personalidades, pero hay que tener cuidado con los que tienen un perfil que no suma nada al grupo sino que le resta, que no beneficia ni hace avanzar al resto de sus compañeros, sino que los frena y desmotiva.


A continuación, una lista de siete "tipos" de empleados "tóxicos" que debe evitar tener en su empresa:

1) Los pensadores grupales

Se trata del grupo de empleados -que suelen ser siempre los mismos- quejándose de las mismas cosas todos los días. Cuando uno entra a un trabajo nuevo, al principio no parece ser nada malo, hasta que se uno observa que sus críticas nunca llegan a la dirección de la empresa.

Pensar está bien y las críticas constructivas también. Si un grupo de personas no está contento con algo, la función de un CEO es escucharlos e intentar hacer que los empleados se sientan motivados y felices en la empresa. El caso es que la idea de este grupo no es mejorar la empresa, sino contagiar día tras día a todo compañero que se ponga en su radar.

El problema para un empleado nuevo que tiene que lidiar con este grupo es que si los rechaza se puede sentir marginado. Pero si se une y se involucra, se convertirá en uno de ellos.

2) El que teme ser despedido

No es el que tiene miedo a que lo echen en medio de una crisis económica, sino que es esa persona temerosa a ser despedida porque es consciente de que no es apta para su trabajo y tiene una enorme inseguridad.

Su sospecha a ser desvinculado de la empresa por incompetente le obliga a señalar a compañeros cuando algo no sale bien, culpar a cualquiera para ponerse a salvo, así como hacer constantemente la pelota al jefe.

Esta persona sabe que no va a ganar méritos o medallas por sus habilidades, así que intentará ganar visibilidad intentando derribar a todo el mundo. Este tipo de empleado, puede llegar a ser un cáncer en la empresa.

3) El perdedor

Este tipo de persona tiene una mentalidad de fracasado por naturaleza, aunque la buena noticia es que tiene tratamiento. Cada vez que un compañero tiene éxito en algo, como puede ser 5 meses consecutivos como mejor vendedor o un ascenso al sacar un proyecto adelante, esta persona jamás pensará que se lo ganó por méritos propios. O bien es producto de la suerte, o bien es porque siempre ha tenido suerte.

Nunca reconocerá que esa persona se ha ganado algo porque es mejor que él. En lugar de admirar y aprender, prefiere consolarse pensando que fue sido suerte.

4) El chismoso

Hay dos tipos de chismes: el inofensivo, que es muy común y que casi todo el mundo lo practica al ser curiosos por naturaleza, y el malicioso, que suele venir de una persona que es mentirosa por naturaleza y no es consciente del daño que hace por el simple hecho de llamar la atención.

Este último, por regla general dice que han dicho palabras que realmente no se han dicho o están sacadas de contexto. Otras veces, sencillamente nadie ha dicho nada.

Este tipo de persona es tóxica, dañina y cada minuto que esté en la empresa aumenta las probabilidades de crear graves problemas, pues puede llegar a crear rumores insólitos, como que "fulanito" se ha acostado con "fulanita", estando ambos "fulanitos" casados, y con posibilidad de que el chisme se extienda fuera de la empresa. Y lo que es aún peor, que por algún motivo, el chismoso diga que tú has dicho que lo has visto. Entonces estás jodido.

5) El que piensa en sus compañeros como "algo más que amigos"

Si bien muchas empresas no tienen definidas las políticas de relaciones sentimentales formales en la empresa, a algunos jefes no les gusta este tipo de personas porque piensan que se distraen más fácilmente.

Otros lo tienen más claro, y es que este personaje que "caza cualquier presa que se deje cazar", es un problema tanto para la presa que acepta como para la que no acepta, además de, como es evidente, suele distraerse con mayor frecuencia.

6) El psicópata

Este perfil quizás sea más fácil encontrarlo dentro de un puesto de mando intermedio, aunque también se podría encontrar en un compañero que intenta "pisar cabezas" para escalar. De una forma o de otra, es un tipo de personalidad que se deben evitar en la empresa.

7) El mal jefe

Dice Richard Branson: "Ojo con contratar a la persona equivocada en la 'cima' de la empresa, pues puede destruir en muy poco tiempo todo lo construido".

En ocasiones, el trabajador más tóxico en la empresa es el propio jefe, y que por algún motivo goza de la confianza del dueño de la empresa o sus superiores, los cuales no saben lo que está ocurriendo en la empresa.

Un mal jefe puede desmotivar a todos los trabajadores e incluso despedir a una persona que aporte ideas al considerar que está a disgusto con las ideas actuales.

Este es el trabajador tóxico más difícil de detectar, ya que algunas empresas tienen un sistema muy similar al ejército, donde no está bien visto saltarse los rangos de autoridad.

Fuente:Iprofesional

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net