Log in

"Marginados biculturales": sus capacidades únicas de liderazgo global

  • Published in Top Management

multiculturalLas personas que han vivido en más de una cultura, pero que no se identifican fuertemente con ninguna, son vistas a veces como poco adaptables, psicológicamente abrumadas o socialmente débiles. Tal encasillamiento genera los llamados "marginados biculturales", que supuestamente son los candidatos menos indicados para convertirse en líderes mundiales, los cuales requieren dominar conexiones e influir en diferentes personas.

Sin embargo, R. Fitzsimmons de la Western Michigan University, Yih-teen Lee del IESE y Mary Yoko Brannen del INSEAD cuestionan esta idea. En efecto, en su artículo, "Demystifying the Myth about Marginals: Implications for Global Leadership", argumentan que los "marginados biculturales" pueden, de hecho, superar a los líderes mundiales.

 Atrapado entre dos culturas

Según la teoría de la identidad social, cómo nos vemos y cómo nos identificamos con los demás puede tener un efecto profundo en nuestros procesos mentales, emociones y comportamientos. Esto es especialmente pertinente en el caso de los inmigrantes y los expatriados que llevan largo tiempo atrapados entre uno o más contextos culturales.

Mientras que algunos "viven como nativos", otros puede que no se identifiquen plenamente con su hogar o el entorno en el que se encuentren. Estos últimos son conocidos como los "marginales". Y ellos generalmente son considerados malos candidatos para puestos de liderazgo a nivel mundial.

Sin embargo, según los autores, estos "marginales" son únicos en su habilidad para comprender e interactuar dentro de las culturas, como fuera de estas.

 

Acortando las diferencias culturales

Como negociadores interculturales, los "marginales" tienen la capacidad de ver cómo sus propias posiciones o tácticas son percibidas por los demás. Además, la falta de una fuerte identificación con cualquiera de los grupos culturales los hace particularmente hábiles en el manejo de la diversidad.multi

Los "marginales" también tienen un alto nivel de tolerancia frente a la incertidumbre, gracias a su constante estado de intermediación. También son menos propensos a sufrir conflictos de identidad y son más abiertos a nuevas ideas. Debido a que no se adhieren a grupos culturales específicos, pueden estar mejor equipados para dirigir diversos equipos y fomentar la confianza en contextos multiculturales.

Cuando se enfrentan con señales culturales o negocios poco familiares, son menos propensos a adoptar una postura defensiva y están más dispuestos a tratar de entenderlas.

En pocas palabras, tanto los que están dentro de la cultura como fuera, los "marginales" son libres de adoptar una visión cosmopolita y global de pensamiento. Son capaces de permanecer neutrales e independientes a las culturas y pueden establecer relaciones sociales más fácilmente con personas de diferentes orígenes.

Incluso si más adelante pasan a integrar una sociedad adoptada, aún conservan estas habilidades especiales.

 

Se requiere un tipo especial

Una vez dicho esto, hay que hacer énfasis en que no todos los "marginales" pueden convertirse en líderes mundiales. Algunos, pueden enfrentar un rechazo activo de ambas culturas y ello puede ir en contra de esto.

Pero para aquellos que tienen una sana conciencia de sí mismos, y han aprendido a aceptar este estado de intermediación, están en mejores condiciones de desarrollar su potencial de liderazgo.

Ya que los "marginados biculturales" representan un porcentaje relativamente pequeño de la población, por lo que no sería práctico para las organizaciones reclutar sólo sobre esta base. Sin embargo, si se tiene en cuenta que la "marginación" es un proceso – donde las personas construyen su identidad respecto a dos o más grupos culturales - a continuación, la lista de candidatos se amplía considerablemente.

 

Conjunto de habilidades únicas

Los autores mencionan varias cosas que estas personas ponen sobre la mesa.

- Ellos son responsables. Además, casi no toman por sentado nada y pueden ver cosas que otros no. También son más propensos a asumir el papel del abogado del diablo, que es esencial para los líderes globales responsables.

- Pueden no tener restricciones. Asimismo, tienen pocas expectativas de ajustarse a la normas, pueden cambiar y tener limitantes hacia su medio ambiente local, y también pueden tener un profundo conocimiento del mismo.

- Pueden ser "agentes de cambio" para la mejora continua. Los extranjeros a menudo pueden ver lo que los otros dan por sentado. Por ejemplo, cuando Tesco comenzó a perder competitividad en su mercado, invitó a un equipo de gestores de Asia, a sus filiales para que identificaran qué cambios operacionales podían hacer para mejorar la situación que vivían.

 

La formación de líderes mundiales es un proceso costoso, largo e incierto. Mientras que las habilidades y capacidades se pueden desarrollar con el tiempo, las características de personalidad son mucho más difíciles de cambiar. Tiene sentido, por lo tanto, que las organizaciones inviertan tiempo en la evaluación y el reconocimiento del conjunto de habilidades que a menudo están ocultos en los biculturales cuando contratan a posibles líderes mundiales.

Las empresas deberían prestar más atención en estos perfiles como candidatos únicos para los puestos de liderazgo globales, dicen los autores.

Fuente: AmericaEconomia.com

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net