Log in

Estrategias para prevenir el Síndrome de Burnout

  • Published in Top Management
La sobrecarga constante de trabajo produce estrés y ansiedad. Foto:osborneblog.com

El Síndrome de Burnout, que se caracteriza por sentirse aniquilado, “estar quemado”, desmoralizado o simplemente desgastado profesionalmente, es considerado por la OMS como una enfermedad que deteriora la salud física y mental de las personas.

Este síndrome aparece como una respuesta al estrés crónico y se caracteriza por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el rol profesional que se desempeña, lo que contribuye a que lentamente se pierda el compromiso y motivación hacia el trabajo. Te recomendamos leer: Usa el poder de la palabra para motivar a tu equipo.

Los síntomas psicológicos que provocan este desgaste se presentan en 4 fases, que van de leve a extrema. Toma nota, y evita que este síndrome te incapacite para disfrutar tu trabajo.

►Leve

Los afectados presentan síntomas físicos, vagos e inespecíficos (cefaleas, dolores de espaldas, lumbalgias), el afectado se vuelve poco operativo. Uno de los primeros síntomas de carácter leve pero que sirven como señal de alarma es la dificultad para levantarse por la mañana o el cansancio patológico.

►Moderada

Aparece insomnio, déficit atencional y en la concentración, tendencia a la auto-medicación. Asimismo en esta fase se presenta el distanciamiento, irritabilidad, cinismo, fatiga, aburrimiento y una progresiva pérdida del idealismo que contribuyen a que la persona se muestre emocionalmente exhausta y con sentimientos de frustración, incompetencia, culpa y autovaloración negativa.

►Grave

Mayor en ausentismo, aversión por la tarea, cinismo. Abuso de alcohol y psicofármacos.

►Extrema

Aislamiento, crisis existencial, depresión crónica y riesgo de suicidio.

¿Cómo prevenir el síndrome entre tus empleados?

Las empresas tienen una fuerte responsabilidad en cuanto a la prevención y afrontamiento de este tipo de enfermedades profesionales generadas por el estrés en el trabajo, sobretodo tomando en cuenta que sus empleados constituyen el capital más importante con el que cuentan.

Por esta razón, te compartimos seis intervenciones organizacionales que pueden contribuir a la prevención.

1. Equilibrar las funciones y actividades

La sobrecarga constante de trabajo produce estrés y ansiedad. Se ha comprobado que una cierta ansiedad consecutiva a la sobrecarga de trabajo aumenta los rendimientos de las personas que se ven sometidas a ella, hasta llegar a lo contrario, produciendo el Síndrome de Burnout, dejando que la eficiencia y productividad disminuyen considerablemente.

2. Dale todo lo necesario para desempeñar su trabajo

Asegúrate de que los empleados cuenten con las habilidades, conocimientos, equipo y material necesario para desempeñar sus funciones. Las empresas que buscan minimizar los costos en capacitación y desarrollo de personal, así como en las inversiones en equipo y material de trabajo tienen trabajadores frustrados, desmotivados y “quemados”.

3. Evaluación continua de estrés

No todas las personas reaccionan de la misma manera al estrés y por lo tanto existen individuos más vulnerables, por ello es necesario realizar una evaluación sobre los niveles de estrés que permitan detectar a aquellas personas que están en riesgo.

4. Programas de salud integral

Los hábitos alimenticios y la actividad física son clave para la salud. Algunas empresas que cuentan con el servicio de comedor para los empleados han comenzado a tomar consciencia sobre el balance de los menús que se ofrecen, e incluso se contratan nutriólogos para asesorías. Asimismo, se pueden establecer convenios con clubes deportivos o gimnasios para que sus empleados puedan hacer uso de las instalaciones a costos preferenciales.

5. Flexibilizar los turnos y horarios de trabajo

En ciudades complejas, el home office, evita el desgaste emocional y físico para los empleados tienen al recorrer grandes distancias. Sin embargo, para poder instituir esta forma de trabajo resulta indispensable capacitar al empleado y darle seguimiento a sus actividades con el propósito de asegurar un desempeño eficaz y eficiente como si estuviera en la oficina.

Por lo general, esta modalidad se puede implementar en puestos administrativos en los que no sea indispensable la asistencia diaria del empleado. Otro tipo de puestos como los de servicio y atención directa no podrían incluirse en estos programas, pero no significa que sea imposible diseñar estrategias de trabajo en equipo que permitan la flexibilidad.

6. Programas de ayuda psicológica

Estos programas ofrecen ayuda profesional gratuita o a costos preferenciales a los empleados y sus familiares directos cuando tienen problemas que les afectan en el ámbito personal o laboral. Estos problemas pueden estar relacionados con aspectos legales, médicos, financieros, emocionales o psicológicos. El servicio que se ofrece es externo y se asegura a los empleados la confidencialidad absoluta por lo que este tipo de programas han ayudado a que los problemas sean atendidos de forma inmediata, y las dudas y preocupaciones canalizadas oportuna y adecuadamente.

Debemos recordar que el capital más importante que tienen las organizaciones son sus empleados, y por lo tanto retener el talento, desarrollarlo y preservar su salud física y emocional, beneficia a las empresas y fortalece su compromiso y responsabilidad con la sociedad.

Fuente:Altonivel

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net