Log in

Ejercitar bien el cerebro para tomar decisiones directivas

  • Published in Top Management
Aprenderte algunos datos de memoria es una herramienta que puedes aprovechar para mejorar tu aprendizaje. Foto:notishop.net

No es magia ni suerte que un CEO capture la atención de sus empleados o clientes cuando habla, o que conozca de arriba a abajo las cifras de la empresa, o que pueda resolver un problema complejo de manera rápida y práctica... todo se lo debe a su cerebro. Sí, el desarrollo de algunas zonas de este órgano le ayudan a realizar mejor sus labores según los retos a vencer.

Sin embargo, esto es un desafío complejo que se inicia desde la formación profesional y se ejercita día a día, es un ejercicio mental que le da a un directivo una personalidad de liderazgo y facilidad para la toma de decisiones.

Un líder de negocios tiene que optimizar ciertas zonas del cerebro para tomar decisiones de una forma más rápida. Utilizan mucho el uso de la repetición, lo mezclan con la concentración y una mayor atención a los temas que les interesan”, señala Adolfo Leyva Rendón, especialista del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Lo primero a considerar para ejercer un liderazgo adecuado es una buena condición física, buena alimentación y tener control de sus enfermedades. Seguir estos lineamientos le dará el basamento necesario a su actividad cerebral para desarrollar ciertas regiones.

“Por ejemplo, todos tenemos el lóbulo parietal, pero los profesionales enfocados al área de finanzas van a desarrollar más esta zona por su necesidad de habilitar más las funciones de cálculo y responder ante cuestionamientos de este tipo”, explica Leyva Rendón.

El especialista asegura que los directivos en general hacen un ejercicio combinado de las distintas zonas de su cerebro a través de las áreas de asociación, lo que les permite utilizar varias zonas al mismo tiempo.

Así, de acuerdo con la explicación del neurólogo, un CEO tiene que almacenar una gran cantidad de datos, analizarla y sintetizarla, lo que requiere utilizar el resto de su tejido cerebral: la parte visual en el lóbulo occipital, la memoria en el lóbulo temporal... que al momento en el que asocia sus distintos conocimientos utiliza más del 50% de su cerebro en una sola toma de decisión.

4 métodos para ejercitar el cerebro

1.- Ejercita la mente. Leer y escribir son las mejores formas para concretar este punto, sobre todo por el desarrollo de la actividad cerebral para asociar ideas.

2.- Habla, habla, habla. La interacción con la gente ayuda a evocar recuerdos, tener una plática más fluida es parte del ejercicio mental. Con la aparición de los smartphones, la gente tiende a cerrarse y se centra en platicar, entre comillas, sin interactuar con la gente, lo que ocasiona que los estímulos externos sean menores.

3.- Aliméntate bien. Mantener una alimentación sana o estar bien suplementado le dará a tu mente la base necesaria para desarrollar una actividad normal y con mejor funcionamiento.

4.- Mente sana en cuerpo sano. Aunque tengas muy buena memoria, pero un mal cuidado de tu cuerpo, los años te pueden cobrar factura. Leyva Rendón utiliza el ejemplo de un hipertenso descontrolado: “Podrá tener muy buena memoria, sin embargo empieza a desarrollar microinfartos, que harán que a la larga las áreas de conexión se vean alteradas. Su corteza está perfecta, pero los cables que la conectan están dañados. Ese paciente a los pocos años va a tener alteraciones de memoria, aunque su corteza esté bien”.

 

Fuente:Altonivel

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net