Log in

¿Cómo se puede evitar la fuga de talentos?

  • Published in Top Management
Detener el talento no es cosa sencilla pero existen métodos, procedimientos y fórmulas para localizarlo y poder potenciarlo con la finalidad de aprovecharlo. Foto:ritagonzalez.talenttools.info

¡El talento está de oferta! Aunque esta afirmación pueda parecer un anuncio de alguna empresa de recursos humanos o similar, no tiene nada que ver. Son muchas las empresas que no son conscientes del talento que tienen entre su equipo humano porque se obscecan en no permitir que fluya la creatividad de los empleados con la finalidad de que solo hagan “su trabajo” y nada más. Pero esta actitud, en los tiempos que corren, puede suponer un perjuicio para tu empresa.

Detectar el talento no es tarea sencilla, pero existen métodos, procedimientos y fórmulas para localizarlo y poder potenciarlo con la finalidad de aprovecharlo en beneficio de la propia persona talentosa y de nuestra empresa. Es más, como empresario o emprendedor, tienes la obligación de detectar el talento de tu equipo humano.

Cada día son más las empresa que no lo hacen, bien por desconocimiento, bien por dejadez, bien por cabezonería y dejan escapar lo mejor de su empresa sin saberlo. Lo mejor para evitar la “fuga de talento” de tu empresa es dejar de ser jefe para convertirte en un líder de tu equipo, pero no todos son capaces de hacerlo, así que te voy a enumerar 5 cosas que deberías tener en cuenta con tus empleados para evitar su huida:

Desorden

Tu eres el primer responsable de que el orden en los procesos de tu empresa se cumpla, pues debes encabezar su cumplimiento dando ejemplo. Solo así todos aplicarán los criterios establecidos de forma natural y cómoda facilitando el orden.

Exceso de trabajo

Siempre hay momentos en los que el trabajo nos sobrepasa (cada vez menos, pero siguen habiendo sectores en los que es habitual, principalmente los estacionarios) y no podemos hacer nada más que terminar toda esa lista de tareas pendientes, pero debes evitar sobrecarga a una persona de trabajo, salvo que solo pueda responsabilizarse ella de realizar dichas tareas. El becario está ahí para aprender, pero no te aproveches de él con chorradas y sácale jugo… puede llegar a convertirse en una pieza importante de tu empresa.

Buenas palabras y gestos

Con la mala educación no se va a ningún sitio y algunos jefes tienen mal carácter de forma habitual. No obstante, es imprescindible evitar las malas palabras y los malos gestos hacia nuestros trabajadores que se pueden sentir amedrentados y pensar en salir de la empresa. Ten en cuenta que esas actitudes pueden ser captadas por los clientes y eso podría suponer un problema más grave.

Colaboración

Aunque una tarea sea responsabilidad de una persona siempre debe poderse delegar cualquier tarea en otro o bien contar con el apoyo de éste para la realización de la misma. Nadie es imprescindible… el jefe tampoco.

Gestión de errores

Somos adultos… dejémonos de tonterías. Nadie quiere equivocarse o meter la pata, pero los errores suceden y debemos aprender a gestionarlos de forma positiva y constructiva a la vez que eficiente para el cliente que espera una solución (salvo en el caso de que el cliente sea un maleducado, claro).

Fuente:Blog de Rafael Bordes

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

SANTIAGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net