Log in

¿Cómo lograr lo mejor de cada integrante del equipo?

  • Published in Top Management
Cada equipo de trabajo tiene su propio desafío. Foto:marketinghoy.com

Cada equipo tiene su propio desafío. Miembros diferentes, a veces poco homogéneos, sus propias culturas, expectativas personales, experiencias y emociones. Y un objetivo común: llevar la tarea o el proyecto al éxito.

El rol del líder es marcar el rumbo, motivar, controlar que no se desvíen del objetivo y llegar a la meta. Puedes visualizar a un líder gráficamente atrás de su equipo (empujando, en inglés “push”) o adelante (tirando de él, en inglés “pull”). Pero, ¿qué pasaría si el líder estuviera al costado, observando y buscando las piezas clave sobre las cuales aplicar su capacidad y destreza, y así apalancar al equipo y obtener los resultados esperados? A este tipo de liderazgo me lo imagino con mucho menos “esfuerzo” y mucha más “destreza, astucia, inteligencia”.

Estas son las 3 claves que te ayudarán para potenciar lo mejor de cada miembro de tu equipo, para así apalancar al grupo y obtener mejores resultados:

Descubre qué lo hace único, cuál es su talento natural: todas las personas tenemos algo que nos hace especiales y que, poniéndolo al servicio de los otros, podemos sentirnos satisfechos y plenos y además lograr un gran aporte de manera muy natural (y sin esfuerzo). Si encuentras qué hace único a cada uno de tus colaboradores, sabrás qué tipo de tareas o responsabilidades asignarle a cada uno para maximizar su contribución y lograr sinergia en el equipo.

¿Cómo descubrirlo? Dos técnicas. La primera, obsérvalo: qué tipo de tareas le entusiasman cuando se las propones y cuáles parece sólo hacerlas porque debe. Observa cómo se vincula con el resto del equipo (especialmente cuando no están trabajando). Es comunicativo, le gusta explicar y dar detalles de lo que hizo el fin de semana o de los planes para las próximas vacaciones; es un líder social, arenga a los otros para salir a almorzar o para ir a tomar algo luego de la oficina; es un líder natural, influye en otros para hacer las cosas a su modo y comparte con sus compañeros su visión para tratar de que ellos vean lo que él ve; es organizado y ordenado, lleva una agenda híper detallada de sus actividades y sus resultados, siempre es el primero en entregar las tareas y nunca se le pasa una fecha;

La última técnica: pregúntale.

Busca la forma en que pueda desarrollarlo: ahora que sabes qué talento tiene cada miembro de tu equipo, debes encontrar qué tareas o responsabilidades delegarás en ellos y cómo. Si tienes un miembro con un liderazgo natural, sabrás que si lo convences a él, naturalmente se encargará de convencer a los otros. ¿Tienes a un planificador?, ayúdalo a desarrollar su talento organizando las tareas de otros y las fechas de cumplimiento de los objetivos grupales.

¿Tienes un comunicador?, asegúrate de que cada lineamiento que tengas que bajar pase por sus creativas manos, puede hacer un arte de lo que tengas que decir. ¿Tienes un miembro inquieto que gusta de ser un protagonista?, dale una iniciativa para liderar. Lo hará con mucho más placer y encontrará el tiempo de entre sus obligaciones habituales porque está desarrollando su protagonismo.

Encuéntrale a cada miembro valioso su responsabilidad o tarea especial, y estarás apalancando los resultados del proyecto o del área, y a su vez, dejándote espacio para estar más en la visión general de las cosas. Es el secreto del apalancamiento (o leverage). Aplicas un poco de esfuerzo en un punto clave, y obtienes un resultado magnificado.

Apóyate en su fortaleza: eres un líder con muchas capacidades y talentos, pero no es necesario que hagas todo solo. Siempre hay miembros muy valiosos en el equipo que pueden apoyarte y hacer que el buen clima, el trabajo en equipo y el logro de los objetivos, no sea sólo tu responsabilidad. Empieza hoy mismo decidiendo qué tarea le darás a quién.

Siéntate con él, explícale por qué lo has elegido (dile qué es lo que observaste de su talento), cuéntale qué aporte consideras que él puede hacer al equipo y qué resultado obtendrían, dile que necesitas apoyarte en él y que él puede apoyarse en ti (tal vez necesite que lo motives un poco y le digas qué es lo que crees que él tiene y que hace que pueda lograr esto, porque puede que lo hayas tomado por sorpresa y su talento no sea algo que él haya tenido muy en cuenta – hasta ahora), compártele tu plan y el objetivo a alcanzar y pregúntale si piensa que hay una forma distinta de alcanzar el objetivo (escúchalo, después de todo tiene un talento especial que podría darte una mirada diferente sobre el camino a seguir), diagramen juntos una estrategia para lograrlo, pónganla en práctica y luego evalúen los resultados (celebren los logros y aprendan de los errores).

No esperes a una situación perfecta para iniciar este cambio. No esperes al próximo proyecto, al próximo equipo, al siguiente trimestre o a que las cosas mejoren (o empeoren).

*Artículo escrito por Gabriela Turiano, coach certificada por la International Coaching Community (ICC), licenciada en Administración y experta en Liderazgo.

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net