Log in

Cómo generar un ajuste de personal sin descuidar la reputación de la empresa

  • Published in Top Management
Es recomendable que una empresa actúe de manera sistemática sí desea hacer un tipo de reajuste. Foto:elperiodico.com

Cuando una empresa atraviesa o vislumbra la necesidad de realizar un ajuste es recomendable que actúe de manera sistémica y estratégica, considerando el componente humano de la organización no como un gasto (costo laboral), sino como una inversión (el talento y aporte humano).

Actuar sistémicamente implica considerar todos los aspectos relacionados a la hora de analizar la reducción del costo laboral. No sólo medir los costos directos, sino los indirectos.

Esto es, qué sucede con la atención y servicio al cliente, con la pérdida de productividad mientras dure el proceso de ajuste, cómo se comunica, cómo reaccionará el gremio, los organismos de control (como ser el Ministerio de Trabajo), la sociedad misma, especialmente si se trata de un empleador que genera actividad económica indirecta y también evaluar la repercusión mediática.

En el marco de este análisis sistémico, hay que comprender que la forma de aumentar la productividad no sólo se resuelve efectuando ajustes (reducciones). Es algo que parece obvio, pero muchas veces se actúa de manera improvisada, casi desesperada cuando los números comienzan a no ser los esperados, no solo en términos de ingresos, sino de rentabilidad.

Si la tormenta ya está ya encima y no se actuó antes de lo necesario, evitando así la necesidad de un ajuste que fuera más allá de lo habitual y normal de acuerdo a los ciclos económicos de cada empresa o actividad, la comunicación interna tiene que centrarse en los valores declarados por la organización.

En relación a los valores de tipo éticos o vinculados a las personas, tales como la honestidad, el cuidado de la gente o valoración del capital humano, no hay que traicionar estas declaraciones como sucede muchas veces, quebrando el contrato de buena fe y confianza que lleva años construir.

Por ejemplo, en el 2001 se generó una completa e irrecuperable ruptura del contrato laboral por entonces conocido.

En las generaciones que padecieron las desvinculaciones masivas sin importar edad, sexo, estar próximo a jubilarse, ser jóvenes, ser padres etc, se generó una completa pérdida de identidad y pertenencia hacia la empresa, no solo de los trabajadores del momento, sino de sus hijos que vieron y sufrieron lo que a muchos padres, hermanos, tíos y abuelos les sucedía.

Estamos lejos de una situación similar en el escenario presente, pero la palabra ajuste aterroriza a las personas y explica en gran medida la inmovilidad del mercado laboral.

La comunicación tiene que ser muy concreta, clara, precisa y basada en los hechos que atraviesa la empresa, el sector de actividad y en los valores institucionales.

Luego de esta decisión, realizar una serie de acciones directas para desterrar el radio pasillo, las listas negras, los rumores que provocan una parálisis y merma de la productividad, además de la moral de los trabajadores

No todos los líderes tienen la habilidad de transmitir a sus colaboradores un mensaje -que aún desalentador en su esencia-, permita afrontar las crisis de manera adulta y fortalecida, ya que la historia demuestra que aún en las peores crisis siempre hay ganadores y perdedores.

La forma en que se comunique puede favorecer a que la organización en su conjunto, incluso la gran mayoría de las personas, salgan fortalecidas asumiendo la verdad de los acontecimientos y actuando a la altura de cada circunstancia.

Lo peor que se puede hacer es dejar que la incertidumbre, el temor y la desinformación se instalen y se generalicen de manera viral.

Me gusta hacer referencia a un concepto que trasciende al valor de la marca y es la reputación de las empresas, algo que muchas compañías no tienen muy claro.

Si una empresa se ve forzada o necesitada a realizar un ajuste, pero s79e ocupa de lo que pueda suceder con los recursos afectados, ya sea brindándole apoyo para su reinserción a través de programas de outplacement, capacitación, subsidios, actividades para el desarrollo entrepreneur, plan de retiro etc, más que cuidar su imagen o marca, cuida su reputación.

La comunidad toda lo habrá de valorar mucho más que si sólo se limita a jugar al juego de a quien culpar, diciendo que por culpa de la crisis, el gobierno, los sindicatos, tuvieron -pobres victimas- que despedir gente, pero aclaran, cumplimos con todas las obligaciones legales correspondientes.

Fuente:Iprofesional

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net