Log in

¿Cómo deben los líderes manejar a los empleados tóxicos?

  • Published in Top Management
Los altos mandos deben saber cómo tratar con este tipo de personalidades para evitar que afecten negativamente el ámbito laboral . Foto:Archivo MJ

Ningún CEO quiere en su empresa un empleado tóxico, pero estos siempre se las arreglan para filtrarse en las compañías, pese a los procesos y filtros de contratación que éstas tengan.

Para nadie es un secreto que los empleados tóxicos pueden generar caos y contaminar a los demás empleados de la empresa, pero ¿cómo administrar a este tipo de personas y no desfallecer en el intento?

Roy H:Lubit explica en su libro Coping With Toxic Managers, Subordinates and Other Difficult People, Roy H. Lubit que los comportamientos tóxicos se producen por cómo alguien ha aprendido a entender el mundo y su lugar en él.

Según explica, algunos de los síntomas de estos empleados van del narcicismo, la agresión, la rigidez al comportamiento poco ético.

Los empleados tóxicos suelen considerar que sus compañeros de oficina están en su contra y piensan que si no atacan primero serán atacados. Muchos se muestran como víctimas y por lo general siempre están a la defensiva.

Este tipo de personas suele consumir la energía emocional de los otros empleados, incluso de su equipo de trabajo.

Las conductas conflictivas, situaciones en las que se quejan de todo y no se muestran de acuerdo con nada, son constantes en este tipo de empleados que además se caracterizan por carecer de inteligencia emocional propia y hacia los demás.

Ante este tipo de empleados, es necesario que los líderes o CEOs de las empresas, tengan un alto desarrollo de energía emocional para así tener la capacidad para compensar el comportamiento de este tipo de personas.

Para ello, existen varios enfoques que les permitirán a los líderes manejar a los empleados tóxicos cuando despedirlos no es una opción.

1. Enfocarse en las soluciones

Por lo general los empleados tóxicos se enfocan en los problemas más no en las soluciones que estos puedan tener. Muchas veces se sienten mejor cuando otros se unen a ellos. Para darle solución a esto es recomendable que los líderes creen una política donde los empleados pueden informar de un problema, pero al mismo tiempo deban de ofrecer una solución.

2. Buscar los motivos

Comprender qué motiva a las personas tóxicas, le proporcionará al líder la mejor manera de influir en ellas. Los comportamientos ofensivos están impulsados por situaciones de miedo e inseguridad, porque suelen sentirse víctimas o porque quieren dominar a otras personas.

Los que operan con miedo e inseguridad se calmarán si son tratados con tolerancia y confianza.

3. Permanecer neutral

Caer en el drama creado por alguien es absolutamente innecesario. Cuando permaneces neutral es más fácil entender el comportamiento tóxico de esos empleados.

4. Desarrollar tu inteligencia emocional

Para motivar y persuadir a la gente es necesario conocer lo que quieren, lo que temen y cómo perciben su trabajo. Además, la capacidad para escuchar realmente lo que otros dicen es fundamental. Sin estas habilidades, la relación con alguien con quien trabajas puede llegar a ser tóxica.

5. Crear una cultura que no permita el comportamiento tóxico

Como líder es necesario que elimines cualquier toxicidad que pueda contaminar la atmósfera en tu compañía. Si un líder no se enfrenta a este problema, otros empleados pueden verlo como una condonación del mal comportamiento. Por esto es necesario que empoderes a las personas para que ejercen características positivas en el trabajo.

Por:Redacción Management Journal

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net