Log in

4 dimensiones del jefe de la actualidad

  • Published in Top Management
La gobernanza nos remite al juego de poderes en una organización y en el del conflicto, inherente a los seres humanos. Foto:nexian.es

Defino como jefe a toda persona que tiene la responsabilidad de las metas, desempeño, producción y convivencia de otra persona o de un equipo y coordinar sus relaciones con el entorno.

Independiente del título, estas 4 dimensiones definen un jefe, sin importar el nivel jerárquico.

Metas: objetivo y estrategia, qué y cómo; desempeño: estándar y resultado; producción: producto del trabajo y productividad; convivencia: interrelaciones con los demás e interacciones en función del trabajo.

Coordinación: representar al equipo ante las autoridades y los demás, defenderlos y apoyarlos cuando lo requieran. En este campo, una función especial; la gestión de recursos que permita al individuo y al equipo el logro de resultados y la convivencia.

El problema entonces no estaría en el título sino en las características o las funciones del jefe.

Una rápida revisión de la historia industrial permitirá observar que las características del “buen jefe” eran definidas por la época y el paradigma social dominante, que concuerdan con los períodos de las escuelas de administración: surgido un paradigma o contraparadigma, el rol y las funciones del jefe varía.

Hoy, muchas empresas optan por llamar al jefe como “líder”, “responsable” o asignar otros títulos de manera que se perciba que en esa organización no hay jefes, como si actuar como jefe fuese hoy una vergüenza.

Repito, el problema no es el título, sino como se asume el rol, sus funciones y sus características, es decir, el paradigma de jefe.

Propongo 4 dimensiones del jefe, en lo que podríamos llamar el jefe 4.0:

Liderar, dirigir, gerenciar, gobernar (aunque este último verbo también genera así, conflictos por percibirse a gobierno por elección o de un régimen); o, liderazgo, dirección, gerencia y gobernanza, que se refiere a la función, lo que hace el jefe 4.0

Gerenciar

Implica la gestión del equipo en el entorno para lograr los resultados definidos. El gerente es el responsable: de objetivos, metas y estrategias; estructurar la organización o el equipo, en este caso, en términos de las relaciones de autoridad, flujos de información, toma de decisiones, entre otros; definir y gestionar los recursos requeridos para el desempeño y productividad esperada; coordinar los esfuerzos con otras áreas o equipos para el logro de resultados. Gerenciar implica la parte “dura”, lo definible, evaluable y cuantificable, porque se medirá y comparará.

Los gerentes o quienes asumen roles gerenciales tiene claro el qué y cómo del gerente. Donde tiene mayores problemas es en los qué y los cómo de las interrelaciones e interacciones con las personas para el logro de los resultados propuestos. Ahí suele nacer el conflicto de definirse como “líderes” y no jefes, para ser percibidos como “buenos” gerentes.

Dirigir

Las organizaciones pueden definirse en base de dos factores: la parte técnica, que incluye los objetivos, el saber técnico, el proceso de producción (del servicio o industrial), los aspectos administrativos, etc; y la parte social o humana, que integra la psiquis del individuo, la motivación, la comunicación, etc..

Sobre esas dos dimensiones se han definido varios de los modelos de liderazgo o de dirección de equipos de trabajo, el liderazgo situacional de Hersey & Blanchard, por ejemplo, que uso con adaptaciones.

Dirigir implica el guiar al individuo hacia una meta definida, ya sea por la organización, el jefe o acordada con la persona, según su nivel de madurez. Guiarla implica enseñarle a dominar los aspectos técnicos y a acompañarle como ser humano, considerando áreas claves como motivación, retroalimentación, delegación, comunicación, evaluación para la mejora.

El enfoque de dirigir se centra entonces en el lograr las metas, o superarlas, facilitando que el individuo perciba satisfacción por su trabajo y su desempeño.

Gerenciar y dirigir están en un mismo eje: en uno de metas cuantificables; en áreas en las cuales corregir, mejorar e innovar es posible; en el campo de lo previsible, conocible, de la certeza; de lo que puede normatizarse, regularse y estandarizarse – el comportamiento humano en la organización y las interacciones pueden describirse basados en las competencias.

Gobernanza o gobernar

La RAE define gobernaza como: arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.

Observe la relación sistémica entre tres áreas, en las cuales, el ser humano es clave: sus necesidades, deseos, expectativas; y sus paradigmas, conocimientos, experticia, entran en juego.

La gobernanza nos remite al juego de poderes en una organización y en el del conflicto, inherente a los seres humanos; a guiar y orientar las necesidades, deseos, expectativas, posiciones e intereses de las personas y los grupos; implica valores, comportamientos, lenguajes, conductas definidas o acordadas dentro de la organización y el equipo; crear alianzas sostenibles para el logro de objetivos.

Liderazgo o liderar

Una propuesta personal: ejercer liderazgo, o liderar, es pensar y actuar sobre el futuro, a partir de vivir y aprovechar el presente; es proponernos cambiar nuestros modelos mentales y paradigmas, nuestra forma de pensar y sentir, nuestros lenguaje; es orientar nuestros esfuerzos a estados positivos, a mejores escenarios, en donde la convivencia, la prosperidad y el éxito sea posible.

Es proponer nuevos caminos, nuevas opciones, nuevas formas de hacer las cosas, rompiendo la rutina, lo conocido, saliendo de la zona de seguridad y comodidad; es construir a partir de la diferencia, del disenso, de los desacuerdos; es preguntar, escuchar, indagar, buscar conocer y comprender; es valorar, reconocer, distinguir; es motivar, proponer, fomentar.

El ejercicio del liderazgo no tiene las respuestas claras, pues de hacerlo, estaremos frente a posibles directores, que orientan los esfuerzos de las personas a metas conocidas, o a gerentes, quienes manejan los recursos para conseguir los objetivos propuestos.

Artículo escrito por Germán Hennessey Noguera

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net