Log in

Claves de gobernanza para internacionalizar tu empresa

Los costos personales y emocionales de un empleado ajeno al país de origen puede ser un tema complicado que la empresa debe atender. Foto:h4dm.com

“Ya no es si quieres: Aprendes a cambiar o te mueres”, afirma categórico Mauricio Brehm, académico del Instituto Para la Alta Dirección de Empresas (Ipade), cuando habla de la obligación que tienen actualmente las empresas en cuanto a competitividad y transformación; especialmente cuando ocurre un fenómeno que en México aumenta a nivel gerencial: la internacionalización.

Cuando la empresa crece y trasciende la frontera de su propio país se enfrenta al problema de buscar directivos y tiene dos opciones: o buscar en la nación a la que va o enviar a alguien de su empresa. De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración, en México trabajan 5,614 extranjeros con permisos laborales vigentes. Y va en aumento el número de directivos que proceden de otros países, o aquellos que son mexicanos y toman las riendas en un país que no es el originario.

La globalización actual favorece estos modelos empresariales que implementan la diversidad cultural dentro de las empresas en todos los niveles. Contar con una variedad de perfiles tiene grandes ventajas para la operación: incrementa la generación de ideas y fomenta el ingreso a mercados multiculturales”, dice Irma Flores, directora de la empresa de Recursos Humanos, Red Ring.

Las áreas en donde se registra una mayor diversidad cultural está en áreas ocmo como mercadotecnia, sistemas, y ventas, afirma Flores. Y actualmente los principales filtros que las empresas buscan son la comprensión al 100% del idioma del país al que se irá a trabajar y estudios superiores a la licenciatura relacionados directamente con la actividad a desempeñar.

Pero internacionalizarse no es tan fácil y menos cuando de gestión de capital humano se trata...

Al país que fueres... haz lo que vieres

La directora de Red Ring afirma que las compañías que impulsan la internacionalización de sus plazas cuentan con programas de acompañamiento a través de tutores que están a cargo de introducir a los empleados que vienen de otros países en aspectos no solo laborales, sino también aspectos personales relacionados con la vivienda y entretenimiento, entre otros.

Brehm añade que pare tener un proceso exitoso, se requiere de acompañamiento corporativo y local. “Es necesaria saber la etapa de vida de la persona, y de su familia (…) Si la gente tiene actitudes y valores, si se puede adaptar, pero si no, ni lo envíes”.

“A lo mejor la gente tiene conocimientos y habilidades, pero no los valores y actitudes para adaptarse a la nueva cultura”, señala Brehm. Y es que hay fenómenos que ocurren en este proceso: la tasa de divorcios aumenta. ¿Por qué?

Simple: si a él o ella le ofrecen una posición en otro país, el cónyuge, tanto como los hijos deben estar en posición de hacerlo. Es común que las esposas decidan regresar a su país de origen y si él tiene firmado un contrato a más de un año, debe quedarse a trabajar y al lidiar con la distancia, lamentablemente se termina en divorcio.

Es por ello que cuando una empresa se internacionaliza, hay ciertas etapas del proceso que deben cuidarse para que sea exitoso para la empresa y para el empleado:

4 etapas que cuidar

Para llevar a buen término la estrategia de internacionalización de una empresa, los analistas recomiendan cuidar una serie de etapas clave en el proceso:

1.- Previa o de inicio

Cuando se designa a un gerente o directivo a una planta que no está en su lugar de origen, se debe tener un criterio de asignación, contar con una estrategia de acompañamiento con la familia, y asesoramiento de cosas simples como la ubicación del nuevo hogar y el pago de impuestos.

2.- Adaptación

El empleado debe estar consciente de las expectativas con él y la familia, además de contar con un plan de vida personal que le permita evaluar su futuro cercano y tener claridad en los procesos. Según Brehm, las empresas envían a un empleado por periodos de tiempos entre tres y cinco años.

3.- Repatriación

Esta etapa se hace en concordancia con el plan de vida del empleado. Hay muchos que ya no quieren regresar al punto de origen y deciden quedarse aún sin condiciones especiales.

“Hay empresas que hacen dinámicas para el repatriado, porque hay ocasiones en que el empleado siente que lo sabe todo, y busca sus alternativas, cambia de empresa y ya perdiste ese talento”, señala Brehm.

4.- Análisis global

En esta etapa, lo recomendable es definir cuáles son las mejores prácticas para la internacionalización de la plantilla. Aunque en el manual está en claro, en la experiencia suelen crearse confusiones.

Fuente:Altonivel

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net