Log in

Mujeres: compatibilizar el trabajo con la vida familiar

  • Published in Actualidad

madretrabajadoraLas cortas licencias por paternidad y la falta de vacantes en jardines maternales públicos dificultan a las madres la conciliación de la vida familiar y laboral. Esto se acentúa en los sectores populares, ya que no tienen con quién dejar a los chicos.

Licencias por paternidad -que, en muchos casos, no superan los dos días- y falta de vacantes en jardines maternales públicos son algunas de las barreras que encuentran las mujeres para conciliar el trabajo y el cuidado de los hijos, según una investigación presentada por UNICEF, el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) y el Instituto de Desarrollo Económico y Social (IDES).

El economista Sebastián Waisgrais, especialista en Monitoreo y Evaluación de UNICEF Argentina, y las sociólogas Eleonor Faur, Oficial de Enlace de UNFPA, y Elizabeth Jelín, investigadora del IDES, abrieron el seminario internacional sobre “políticas de cuidado, género y bienestar”. Allí, presentaron algunos resultados del estudio “La Economía Política y Social del Cuidado” sobre el rol que asumen las mujeres, los varones y el Estado frente al cuidado de los chicos en Argentina.

La investigación -que finalizó a finales de diciembre de 2011- advierte que, a pesar de los avances legislativos y culturales de los últimos años, el cuidado de los hijos es tarea casi exclusiva de las mujeres pobres que, en su mayoría, también trabajan fuera del hogar.

El cuidado de los familiares

El tiempo destinado al cuidado de los familiares no es remunerado, pocas veces se lo valora y suele recaer en las jefas de hogar de los sectores populares o en sus hijas adolescentes. Éstas, además, al asumir la asistencia de sus hermanos menores y de los adultos mayores de la casa, tienen dificultades para continuar la escuela.

Las mujeres pobres no cuentan con recursos para pagar a otras personas que cuiden a sus hijos y la oferta pública de servicios de cuidado infantil –como las guarderías, los jardines comunitarios, los centros de desarrollo infantil- es todavía escasa y de calidad desigual. “La incompatibilidad entre el cuidado de los hijos y el trabajo remunerado acentúa la desigualdad entre mujeres y varones en el mercado laboral y favorece la reproducción de la pobreza”, señaló Sebastián Waisgrais, de UNICEF.

Los jardines y guarderías

La asistencia estatal se concentra en la sala 5, que es obligatoria, y se expande a la sala 4. Entre las dos salas, la cobertura alcanza el 70% de la matrícula de los niños menores de 5 años, mientras que menos del 8%, corresponde a chicos y chicas de entre 45 días y 2 años.

“La falta de vacantes en los maternales públicos y en las salas de 2, 3 y 4 años incide directamente en el desempeño laboral de las mujeres pobres –continuó Waisgrais-. En cambio, las mujeres de hogares de mayores ingresos pueden acceder a servicios privados de cuidado infantil o a contratar a personas para que cuiden de sus hijos mientras ellas trabajan”.

Las licencias por maternidad y paternidad

La falta de licencias por paternidad prolongadas -que efectivamente contribuyan a la integración de los padres en el cuidado de los hijos- y la desprotección que sufren las mujeres en el sector informal es otro de los puntos que destaca el estudio. Sólo los/as trabajadores/as empleados/as en el sector formal, acceden a las licencias por nacimiento o adopción. Las licencias parentales oscilan entre los 90 días para las mujeres que se desempeñan en el sector privado y 165 días para las docentes de la Ciudad de Buenos Aires, y entre 2 y 10 días para los varones.

Por la equidad de género en el mercado de trabajo

“Uno de los objetivos centrales de la investigación es aportar insumos para el desarrollo de políticas públicas que promuevan la equidad de género en el mercado de trabajo”, indicó Waisgrais. El estudio plantea, en primer lugar, el reconocimiento de diferentes focos de vulnerabilidad social que requieren servicios de apoyo específicos en particular a nivel del hogar, a través de la implementación de políticas integrales de cuidado infantil que promuevan los derechos de las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, con especial atención en los hogares con jefatura femenina. Por otra parte, la provisión de servicios directos por parte de Estado dirigidos a esta franja etaria.

Si bien se produjeron en los últimos años avances normativos significativos, todavía existe la necesidad de transformar las prácticas de los sistemas y servicios administrados por el Estado, así como realizar las inversiones necesarias para asegurar una adecuada asistencia pública.

La provisión de servicios directos por parte del Estado da legitimidad y reconocimiento al cuidado, crea oportunidades de trabajo protegido a las mujeres, permite a las madres salir al mercado de trabajo y mejora y regula los estándares de atención a los niños y a las niñas pequeñas.

Fuente: entremujeres.com (Clarín)

Argentina

BUENOS AIRES
Argentina
Tel/Fax: (54 11) 5368 2230
arg@managementjournal.net

Chile

STGO DE CHILE
Chile
Tel/Fax:
(56 2) 570 8479
chi@managementjournal.net

Colombia

BOGOTÁ
Colombia
Tel/ Fax: (57 1) 381 9318
col@managementjournal.net

United States

NEW YORK
United States
Pho/Fax:
(1 917) 677 2079
usa@managementjournal.net

Mexico

MÉXICO D.F.
México
Tel/Fax:
(52 55) 4628 2612
mx@managementjournal.net

España

MADRID
España
Tel/Fax: (34 91) 123 159
es@managementjournal.net